para maestros

Paso 1

Actívate

 

Paso 2

Toma agua

 

Paso 3

Come verduras y frutas

 

Paso 4

Mídete

 

Paso 5

Comparte

 

 

Recomienda a tus alumnos usar su bicicleta y ejercitarse; pedalear con regularidad contribuye a reducir el riesgo de infartos, disminuye los dolores de espalda y mejora las articulaciones; además de ser una buena opción para pasar el tiempo y al formar grupos, alejarlos de conductas nocivas para la salud.

 

Recomienda a tus alumnos llevar una botella a donde vayan y darle sorbos con regularidad para mantenerse hidratados.

 

 

 

 

 

 

Realiza actividades para conocer más verduras y frutas, se ha visto que la variedad de estos alimentos que conoce la población escolar es muy limitada, ayúdalos a conocer más.

 

 

 

 

 

Enseña a tus alumnos que no deben de comer muy rápido y deben evitar servirse dos veces, ya que el cerebro tarda unos minutos en reconocer la señal de saciedad. Ellos deben dar tiempo a que esto suceda y si se quedan con hambre, enseñarles que pueden complementar su comida con alguna verdura o fruta.

 

 

Trasmite a tus alumnos el gusto por hacer ejercicio y disfrutar la práctica de un deporte; si a temprana edad lo realizan, cuando sean mayores esa actividad se convertirá en un hábito que les aportará múltiples beneficios a su salud.

 

 

más tips

 

más tips

 

más tips

 

más tips

 

más tips

Descarga para impresión las historietas de Reyhan:

Manual para profesores, preguntas y respuestas de Alimentación Correcta.