Mídete

 Al momento de comer es necesario masticar bien y consumir los alimentos con tranquilidad dando tiempo al cerebro de detectar las señales de saciedad (cuando te encuentras satisfecho), así evitarás comer de más y sentirte mal después de una comida en exceso.

 En el hogar siempre se debe establecer y respetar un horario para cada comida, esto va a ayudar a tu organismo a autorregularse, contribuyendo a reducir la ansiedad durante el día.

 Si vas a un restaurante y te sientes satisfecho con lo que has comido, no te preocupes por no terminarte todo lo del plato, puedes pedir el sobrante para llevar a casa.

 Es importante aprender a equilibrar tu alimentación y la de tu familia, no tienen que dejar de comer helado, papas fritas o tacos de chicharrón, sólo tienen que saber que cantidad y que tan seguido lo comen, debemos aprender a equilibrar
 

Pasos