Come verduras y frutas

 Siempre debe de haber verduras y frutas en los platillos preparados para tu familia, ya sea en ensalada, sopa, guarnición, o como ingrediente principal de los guisados, consúmelas diariamente.

 Las verduras y frutas aportan vitaminas y minerales, entre otras sustancias que funcionan como antioxidantes. Estos antioxidantes mantienen las células en mejor condición previniendo envejecimiento.

 Consume suficiente vitamina C para evitar la gripe o enfermedades respiratorias. La puedes encontrar en la guayaba, mandarina, fresas, tejocote y naranja.

 No cocines demasiado las verduras, cocínalas al vapor o cómelas en crudo para evitar pérdidas de vitaminas y minerales.

Come más jitomate, este vegetal rojo, tiene una sustancia llamada licopeno, un antioxidante que posee un efecto protector en las células que disminuye el riesgo de enfermedades como cáncer, cardíacas, entre otras.

 Si promueves el consumo de verduras y frutas con tus hijos desde la infancia, será más fácil que ese hábito perdure hasta su vida adulta.

 Elije verduras y frutas de temporada, además de tener una mejor calidad y sabor, son más baratas.

Durante las reuniones y cuando tienes invitados en casa, ofrece de botana verduras y frutas, a los asistentes les gustarán y estarás promoviendo la adopción de hábitos saludables.

 

 

Pasos